Rómpeme Cúrame y Olvídame novela completa Capítulo 134

Rómpeme Cúrame y Olvídame novela completa Capítulo 134

Capítulo 134 

-¿Dónde está, a dónde fue?- 

El hombre clavó sus ojos en los de Mateo, de un azul verdoso, preguntando con ansiedad. 

-Se fue- 

Mateo soltó una risa ligera, -Briar, estás radiante, eh 

El rostro de Briar se puso pálido, como si de repente le hubieran drenado todas sus fuerzas, quedándose parado en su sitio con una sensación de desconcierto total. 

Mateo, con los brazos cruzados sobre el pecho y una ceja levantada, le preguntó con picardía, -Si no me equivoco, ¿acabas de enfurecer por una mujer que alguna vez no quisiste?- 

Briar no pudo articular una refutación, sorprendido por su propio descontrol, ¡no podía creer que hubiera llegado a tanto! 

El silencio del hombre hizo que la mirada de Mateo se profundizara, -Briar, pensé què no te importaría una mujer así- 

Briar negó rápidamente, -¿Importarme? ¿Ella? ¿En serio?- 

Las tres interrogantes hicieron que las cejas de Mateo se alzaran aún más, -Si es así, no hay necesidad de armar un escándalo como el que has hecho- 

Se cruzó de brazos, pero sin querer pasó por su mente la imagen de Melody chocando contra él llena de lágrimas. Mateo reprimió sus pensamientos y dijo con firmeza, -Para una mujer así, tengo mil maneras de hacerla obedecer- 

Cada palabra la decía con énfasis, como si quisiera aplastar todo el orgullo de Melody. Briar observó el rostro de Mateo y sintió una vez más una extraña irritación brotando en su interior. 

Melody había vuelto antes a casa, ya que con Briar había perdido todo interés. Después de despedirse de Leonora, caminó sola hacia el estacionamiento subterráneo. En realidad, no había llevado coche, solo quería despejar la mente, se sentía casi al borde de la locura, a punto de ahogarse en los ojos de 

Briar. 

Sus dedos todavía temblaban; el miedo a Briar se había incrustado en sus huesos, convirtiéndose en un hábito instintivo. Se abrazó a sí misma en el silencioso estacionamiento, apoyada contra la pared, soltan un rugido sin sentido. 

veces más… cuántas veces más tendría que repetir ese dolor para poder salir de esa sombra? ué corazón de piedra debo forjar para resistir tus heridas una y otra vez? 

lágrimas de Melody rodaron sin control mientras respiraba con dificultad, su corazón se retorcía como en espasmos, tirando de un dolor agudo. La mujer, como un animal herido, sólo podía lamerse Nas heridas, solo podía salvarse a sí misma; los demás, ninguno era su salvación. 

Fue en ese inesperado momento cuando Mateo se despidió de Briar y vio la frágil silueta en el estacionamiento. 

Melody, que acababa de recuperar la calma y pensaba llamar un taxi, vio a alguien acercándose a lo lejos con un andar lento pero elegante. A medida que se acercaba, pudo ver sus ojos de un verde 

1/5 

Capítulo 134 

esmeralda brillante, que desprendían un brillo aterrador. 

Mateo llevaba su cabello rubio claro recogido en una trenza casual, y su belleza diabólica resplandecía aún más en contraste con su piel clara. 

Se acercó, silbó y se metió las manos en los bolsillos,-¿Qué haces aquí? Pensé que irías a llorarle a alguien toda tu pena- 

Su tono burlón hizo que Melody frunciera el ceño. Justo cuando intentaba irse, la detuvo. 

-Oye, Melody Torres- 

Rara vez la llamaba por su nombre completo, por lo general la llamaba con un tono burlón, pero en ese momento su tono era inusualmente serio. Melody se detuvo involuntariamente al escucharlo continuar, -Cuando empujaste a Eda hace cinco años, ¿recuerdas qué más pasó al mismo tiempo?- 

¿Por qué de repente traía a colación eso? 

Melody se volvió, diciendo fríamente, -Lo siento, pero realmente no quiero hablar de eso contigo- Dicho esto, salió del estacionamiento a paso rápido, como si una bestia feroz la persiguiera. Mateo la miró alejarse con frialdad, su teléfono vibró en el bolsillo, parecía que alguien le había enviado un mensaje. Sacó el móvil y bajó la vista, sus largas pestañas temblaron ligeramente, evidentemente sorprendido por el mensaje inesperado. 

La noche caía y la luna creciente colgaba alta en el cielo. La ciudad respiraba hondamente mientras entraba en su última ronda de fiesta nocturna. Melody salió del estacionamiento en el ascensor hasta el bar, y luego se abrió paso entre la multitud para salir. Con un rostro delicado que atraía constantes intentos de coqueteo, ella los ignoraba a todos, su mirada fría al caminar afuera del bar, como si fuera una extranjera desentonando en el ambiente. Le hizo una llamada a Chris para decirle que se iría antes y tomó un taxi hacia casa. 

En el camino, Melody frunció el ceño, obviamente disgustada por el olor a cigarrillo y licor del bar que le provocaba náuseas. Ahora, en el taxi, comenzaba a sentirse mejor. Bajó la ventana del carro, dejando que la luz de la luna iluminara su rostro pálido. Parecía estar conteniendo algo con gran esfuerzo. 

Al llegar a casa, pagó y bajó del taxi con pasos firmes El viento nocturno había aliviado un poco su malestar, pero aún así, esa sensación le provocaba una inquietud sutil. 

Una sensación de frío la invadía de pies a cabeza. No era una sensación desconocida para ella. 


Rómpeme Cúrame y Olvídame novela completa

Rómpeme Cúrame y Olvídame novela completa

Score 9.3
Status: Ongoing Type: Author: Artist: Released: March 31, 2024 Native Language: English

Leer Rómpeme Cúrame y Olvídame (Melody y Briar) novela completa

En un día lluvioso hace cinco años, Melody se vio inmersa en un destino cruel, acusada de un crimen que cambió su vida por completo. Siendo señalada como asesina, fue desterrada a prisión, dejando un rastro de desolación a su paso. La pobre Melody cargaba con un secreto, esperaba un hijo de Briar, quien había jugado un papel en su condena. Melody, una mujer que una vez brilló con alegría y amor, se vio sumergida en el frío universo de la injusticia. Nada en su vida anterior la había preparado para la traición de Briar, el hombre a quien consideró su esposo durante cinco años.

Rómpeme Cúrame y Olvídame novela completa

Tras cinco años, su encarcelamiento finaliza. No obstante, la pulcra Melody que ingresó a la cárcel ya no existe. Tras sobrevivir su sacrificio, Melody se ha forjado una armadura y aprendió a protegerse. A pesar de ello, como madre, ha mantenido viva la llama de la esperanza de criar a su hijo.

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset